Volar durante el embarazo: ¿sí o no?

Como os comenté en mi entrada sobre vestidos de premamá para fiesta, el 29 de agosto tengo una boda. Y no es en mi ciudad, sino en otra, y a ambas ciudades las separa un charco muy muy grande (el Mar Mediterráneo), así que no me queda más remedio que desplazarme o bien en barco o bien en avión. Para ese entonces estaré casi de 30 semanas y claro, me surgió la duda, ¿puedo montar en avión estando embarazada en el tercer trimestre?

Pues bien, pregunté a mi ginecóloga y me dijo que no había problema alguno. El principal problema de viajar en avión durante el tercer trimestre es que te pongas de parto de forma prematura y, aun en ese caso, si el trayecto no es largo, lo normal es que nos dé tiempo perfectamente de llegar a un hospital siempre y cuando no tengamos ningún problema adicional ni riesgo de parto prematuro desde el principio. Aun así, para que yo me quedara más tranquila, mi ginecóloga me ha hecho un papel indicando que puedo volar sin ningún problema en las fechas de mis vuelos y que mi gestación transcurre sin problemas.

Me ha comentado también que me lleve la cartilla del embarazo (por si las moscas) pero que no es en absoluto necesario que prepare una bolsa con pañales, ropita y esas cosas que se preparan antes de salir pitando al hospital. Así que ya veis, no hay problema alguno, volar se vuela y ya está, aunque como se me están hinchando tanto los pies últimamente intentaré levantarme durante el vuelo un par de veces (de todas formas ya sé yo que no me voy a librar de ir varias veces al baño).

Ahora bien, si tenéis alguno de estos problemas:

– El cuello del útero no cerrado por completo.

– Presión arterial elevada (preeclampsia).

– Pérdidas de sangre.

– Diabetes gestacional.

Os dejo este vídeo de Mi bebé y yo donde se habla del tema:

¿Vosotras habéis viajado estando embarazadas? ¿Qué tal la experiencia?

Categorías: Sin categoría.

Deja un comentario