La semana 23 del embarazo: Semillita ya no es una Semillita

Ya he llegado a la semana 23 de embarazo (en concreto llegué el 14 de julio, según los cálculos de mi ginecóloga) así que he estado leyendo por internet cómo es un feto por estas fechas y cuál es el nivel de desarrollo de determinados órganos y sentidos, de modo que lo voy a compartir con vosotras. En la semana 23 del embarazo nuestra semillita pesa más o menos medio kilito (entre 470 y 660 gramos aproximadamente) y mide unos 29 centímetros de longitud. Su diámetro biparietal oscila entre 54 y 60 mm, la longitud del fémur entre 35 y 44 mm, la circunferencia cefálica entre 190 y 220 mm y la circunferencia abdominal entre 160 y 190 mm.

Tabla biometría fetal semana 23 embarazo

Tabla de biometría fetal para un bebé de 23 semanas de gestación.

Como se puede ver en la tabla tenemos distintos percentiles. El percentil 5, p5, significa que el 95% de los fetos de 23 semanas se encuentran por encima de ese valor. El percentil 50, p50, que el 50% de los fetos están por encima y el 50% por debajo, y el percentil 95, p95, que el 95% de los fetos están por debajo de ese valor.

En esta semana todavía tiene la piel transparente (¡¡¡aaaaahhhh, qué impresión!!!) pero se empieza a formar la pigmentación que tendrá en el futuro, si bien el iris todavía no se ha pigmentado (aunque yo juraría que Semi va a tener los ojos bien oscuros, como su papá y su mamá). Los sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio están en pleno desarrollo si bien bastante avanzados. De hecho, ya empieza a ensayar la respiración, aunque realmente no le esté entrando aire a través de los pulmones (sino que el oxígeno le entra a través del cordón umbilical, el que respiramos nosotras, lógicamente).

El sistema nervioso también sufre un fuerte desarrollo durante esta semana (y las siguientes), por ejemplo el sistema límbico, encargado de gestionar las emociones y nuestro instinto de supervivencia (se relaciona con la memoria, la atención, las emociones, la personalidad y la conducta). Así que es un buen momento para empezar a comunicarse con el bebé puesto que ya tiene respuestas emocionales. Yo le suelo hablar bastante, pero desde luego a partir de ahora ¡tengo que hablarle muchísimo más! Además también es un muy buen momento para ponerle musiquita, que ya oye y disfruta (yo ahora le estoy poniendo Mozart con regularidad, en otra entrada os contaré la experiencia).

Como en la semana 23 nos acercamos al sexto mes de embarazo, os voy a dejar este vídeo de elembarazo.net que a mí me ha resultado interesante:

Más información:

Tablas de biometría fetal babysitio

 

Categorías: Sin categoría.

Deja un comentario