Aprendiendo a sentarse sola

Estoy deseando que Monstruito aprenda a sentarse sola. Hace poco estaba deseando que interactuara más en el gimnasio (ahora lo aporrea por todas partes, menudas palizas que le da a los muñecos). Tengo la sensación de que los padres estamos siempre deseando que los hijos aprendan cosas y, cuando lo logran, en lugar de estar contentos con ello nos ponemos a pensar en el logro siguiente, como si fuese una carrera de fondo… Pero bueno, reflexiones inoportunas a parte, es cierto que me gustaría mucho que pudiera sentarse solita, porque creo que se entretendría más con los juguetes y yo podría trabajar en el ordenador mientras ella juega a mi lado, sentadita en una alfombra (de ilusión también se vive, ¿no?).

El tema de mantenerse erguida le está resultando menos complicado que levantar la cabeza estando bocabajo, cosa que le costó bastante (otros bebés mucho más pequeños que ella la levantaban ya muchísimo y ella no la levantaba aún ni 5 centímetros, se quedaba la pobre con la cabeza pegada al suelo, casi sin poder respirar y protestando). Supongo que era culpa nuestra porque no la poníamos el tiempo suficiente en esa postura para que se ejercitara, así que para que no le pasara lo mismo que con la cabeza, estamos practicando mucho lo de estar sentada. Según lo que indica la cartilla de la Seguridad Social sobre el desarrollo psicomotor, a los 5 meses, que es la edad que ella tiene ahora, son capaces de mantenerse sentados con cierta ayuda, como por ejemplo algunos cojines a su alrededor.

Ha tardado un poquito en conseguirlo pero ahora lo llevamos bastante bien:

 Bebé de 5 meses sentado

Como veis está sentada normalmente en el sofá, con la espalda apoyada y sin necesidad de usar las manos. Tiene la espalda bastante erguida y puede mirar a su alrededor y permanecer así durante mucho rato. Incluso puede mirar hacia abajo y usar las manos para manipular algo, como su recién adquirido libro de tela:

Bebé 5 meses con un libro de tela

Así que se mantiene sentada en un sofá o en la cama con cojines en la espalda, pero hay que estar atento porque a la primera de cambio se cae de lado como un saco de patatas. También se mantiene más incorporada si le ponemos cojines que le recojan por el lateral, como en esta postura:

Bebé de 5 meses aprendiendo a sentarse

En esta última foto, aunque no se aprecia del todo, no tiene la espalda apoyada detrás, sino que la fuerza se la hacen los cojines en los costados.

Ahora bien, aunque hay unos hitos del desarrollo psicomotor que se supone que transcurren a una edad determinada, no todos los niños los alcanzan por igual. Ya os he dicho que a ella lo de levantar un poco la cabeza estando bocabajo le costó muchísimo (tenía como 3 meses) y a los 5 meses muchos bebés se dan ya la vuelta y ella ni por asomo.

El desarrollo psicomotor del bebé en el segundo trimestre

Supongo que, como todo cuando hablamos de lo normal en un bebé, hablamos de estadísticas. Son estadísticas los percentiles de talla y peso y son estadísticas las edades para sentarse solos, para dar sus primeros pasos, para decir sus primeras palabras. Así que no debemos obsesionarnos con estos hitos, sino simplemente valorar en conjunto que el bebé esté dentro de las tablas. Es decir, si un bebé cumple en muy pocos hitos o en ninguno, es conveniente consultar al pediatra a ver qué ocurre, pero si cumple en bastantes e incumple solo en algunos creo que debe de ser normal. Monstruito hace algunas cosas que he visto clasificadas en algunos sitios como propias del desarrollo psicomotor de los 6 meses y en cambio hay otras de los 5 meses que aún no consigue. Esto es lo que sale en nuestra cartilla:

Tabla psicomotricidad bebé de 0 a 6 meses

Las acciones que recoge la cartilla médica son muchas menos que las que se pueden ver en muchas páginas de internet, que dan un desarrollo en profundidad mes a mes en distintas áreas, como la motricidad tosca, el movimiento de las manos, el desarrollo del lenguaje o las relaciones sociales. Yo me voy a quedar simplemente, por ahora, en estas acciones que indica la cartilla porque son las que han elaborado los pediatras para comprobar que un bebé se desarrolla dentro de la normalidad, no para comprobar si es un bebé superdotado, que hay quien está deseando que su bebé esté unos meses por delante en todo para poder decirle a todo el mundo lo espabilado que está y lo muy avanzado que va en relación a otros bebés de su edad, o incluso en relación al tuyo.

Los azules de distinta intensidad indican el porcentaje de niños que realizan la acción a una determinada edad. El color más claro es entre un 25 y un 50%, el color intermedio, entre un 50 y un 75%, y el color más oscuro, entre un 75 y un 95%. Aún habrá un 5% de los bebés que salgan de estos márgenes y no tienen en absoluto ningún problema de desarrollo. En realidad los márgenes son muy amplios, por lo que más que del desarrollo psicomotor de los 5 o de los 6 meses, casi sería más correcto hablar del desarrollo psicomotor del segundo trimestre. Por ejemplo, apoyarse en las manos bocabajo va desde los 3 meses y medio a los 6 meses y medio, un margen amplísimo y todo es normal.

En cuanto a lo de mantenerse sentados sin ayuda, que es lo que a mí me gustaría que consiguiera mi bebé en breve, el margen es aún más amplio. Algunos lo logran ya a los 5 meses y otros no lo han logrado pasados los 9. Así que ya veremos, dependerá de su velocidad de desarrollo y de su interés por mantenerse sentada. Yo solo puedo estar a su lado, ayudarla cuanto pueda y esperar a que lo consiga por sí misma (y esto aplica a todas las áreas de su vida, de aquí a la adolescencia y más allá).

Un abrazo a todos.

Categorías: Sin categoría.

Deja un comentario