La ecografía de las 20 semanas, ¡una niña!

Bueno, ya llegó el momento de hacerme la segunda ecografía fundamental del embarazo. Aunque la llaman “la eco de las 20 semanas”, lo cierto es que incluso te la podrían hacer de 24. Sin embargo, por lo que tengo entendido, 24 semanas es el plazo legal para abortar salvo algunos supuestos (aunque os digo que no me he leído la ley y que hablo un poco de oídas) y por este motivo es preferible hacerlo antes. Como no es para todos los supuestos, imagino que si el feto tuviese problemas graves se podría proceder al aborto después de estas 24 semanas, pero como os digo no estoy informada sobre el tema. A mí me realizaron la ecografía ayer, día 8 de julio, estando de 22 semanas y 2 días. No me habían podido realizar la prueba antes por cuestión de agenda, pero mi ginecóloga me aseguró que no había problema alguno y que estando de 22 semanas iba muy bien porque se veían los órganos con claridad. Y bueno, me tranquilizó mucho esta ecografía, porque de momento todo lo que se puede llegar a ver se ve correcto. Su cerebro, su corazoncito, sus pulmones…

Además, aunque ya me habían dicho en una ecografía previa que parecía que se trataba de una niña, esta ecografía nos lo confirmó. Es raro, porque yo tenía la sensación de que era un niño, pero no, es una niña. Lo cierto es que me era indiferente (a parte de mi “intuición” atrofiada), no me importaba el sexo del bebé en absoluto, pero una vez que te haces a la idea de lo que es va cobrando fuerza ese pensamiento y claro, me es inevitable referirme a Baby como “mi niña”.

Aquí os pongo unas imágenes de esta ecografía y os explico qué ha mirado exactamente el doctor durante la prueba según lo que indica en su informe, para que sepáis cómo es y qué se mira si todavía nos os la han realizado. Por cierto, por si lo dudáis, la eco se hace en la barriga, no es vaginal.

Ecografía de las 20 semanas: visión general

Algunas imágenes generales tomadas en la ecografía que me realizaron para las 20 semanas (22 + 2)

En primer lugar ha mirado cómo se encuentra el feto posicionado, indicando que está en “situación longitudinal podálica”, es decir, de pies (de momento, claro). Luego indica que la placenta está en la cara posterior y que en el cordón umbilical se presentan 3 vasos sanguíneos. No indica expresamente en el informe si esto es adecuado o no, pero luego me he informado y he visto que, efectivamente, el cordón tiene que presentar 3 vasos. Asimismo ha constatado que el volumen de líquido amniótico es adecuado y ha tomado las medidas siguientes (por lo que pone, esto se llama “ecobiometría fetal”):

Diámetro cerebeloso: 24,3 mm

Diámetro biparietal: 53,8 mm

Perímetro cefálico: 201 mm

Perímetro abdominal: 174 mm

Longitud del fémur: 40,8 mm

Medidas que corresponden teóricamente a 22+4 semanas de gestación (como os he dicho, en el momento de la eco estaba de 22+2, así que clavao’). Por lo que he visto en estas tablas de biometría fetal, para la semana 22 el diámetro biparietal suele oscilar entre los 50 mm (percentil 5) y los 56 mm (percentil 95), la longitud del fémur entre 32mm (p5) y 41mm (p95), la circunferencia cefálica de 179mm a 207mm y la circunferencia abdominal entre 150 y 178mm, así que mi peque está dentro de las medidas correctas.

Después el informe indica una serie de datos sobre la anatomía fetal, como la apariencia simétrica de las estructuras encefálicas y otras regiones del cerebro que se me escapan por completo pero que de momento son normales (como el “cavum del septum pellucidum”). Indica que se observan la órbitas oculares y que no hay anomalías faciales, así como la configuración torácica, los campos pulmonares y muy especialmente el corazón, en el que el ginecólogo se detuvo durante bastante tiempo analizándolo en profundidad. Como siempre, es una pasada escuchar su latido, rítmico y fuerte, ¡tan lleno de vida!

Ecografía 20 semanas: corazón

Imágenes del estudio del corazón realizado en la ecografía de las 20 semanas

Por lo visto, en esta ecografía incluso se le ven ya el estómago y los riñoncitos.

Te da mucha felicidad cuando te dicen que todo se ve normal. Siempre te dicen, lógicamente, que esto es lo que se observa en la eco y que puede haber malformaciones fetales de manifestación tardía o bien que carecen de representación ecográfica, pero no voy a ser ceniza, si todo está bien ahora mismo, todo está bien.

Así que tras esta ecografía me siento mucho más animada para comprar cositas, empezar a mirar en serio carritos, cunas, ropita y demás y empezar a pensar en cómo decorar el cuarto del bebé. En próximas entradas os iré contando qué tal me va esto, porque cuando tengo que comprar miro y miro sin parar y sospecho que voy a volverme loca de indecisión… ¡Uf!

¿Qué tal os fue a vosotras? ¿Qué sentisteis en la ecografía de las 20 semanas?

También te puede interesar:

El cribado del primer trimestre: resultados e interpretación

Traslucencia nucal y otras ansiedades que desconocía hasta ayer

Categorías: Sin categoría.

One comment

Deja un comentario