Comprándome vestidos de premamá de fiesta en Asos

El 29 de agosto tengo una boda de una persona muy especial, y para ese entonces estaré ya embarazada de casi 30 semanas, por lo que la prominencia de mi barriga es muy considerable. Ya os comenté en una entrada previa qué vestido me había comprado para una comunión cuando estaba embarazada de 17 semanas, uno de estilo túnica que me disimulaba perfectamente las curvas del embarazo.

Vestido rojo de Antea

Pero claro, cuando una ya está casi de 30 semanas la barriga es un barrilete imposible de disimular, y aunque he intentado probarme vestidos de persona normal pero de una talla o dos más de mi talla habitual, no había por dónde cogerlo. La descompensación entre la tripa y el resto del cuerpo es tal, que lo que te entra de barriga te queda enorme de lo demás, o simplemente te queda horrible, fatal. Al menos eso me ha ocurrido a mí. De modo que tenía que recurrir a comprarme ropa específica para premamá. Pero, ¡oh, sorpresa! En mi ciudad apenas hay tiendas y todo lo que tienen es ropa de diario, nada de vestidos medianamente festivos. Hasta en la sección de premamá del Corte Inglés no había nada de nada (“Tuvimos dos vestidos, pero se agotaron”, me dijeron. ¡Dos modelos!). Así fue como descubrí la sección de premamá de la tienda de ropa Asos y como compré ropa por primera vez en mi vida a través de internet.

Compro muchísimas cosas a través de internet; de hecho ya habréis visto que he comprado la sillita del grupo 0+ y el carrito Ibaby One sin haberlos visto en persona, lo cual ya es de por sí bastante arriesgado. Pero lo cierto es que jamás me había atrevido a comprar ropa, porque cuando uno va a un probador con 10 prendas, lo normal es que tenga que descartar más de la mitad porque no quedan como esperabas o simplemente no van contigo tal y como habías pensado, y eso que las estás tocando y que las tienes en la mano, ves el tejido, la hechura, la caída… En internet te conformas con unas fotos y una descripción escrita, pero en este caso de verdad que no me ha quedado más remedio, no había nada de nada por las tiendas físicas para barrigas embaraciles.

Así que un poco desesperada me embarqué en la estresante aventura de elegir vestidos on line. Lo cierto es que el catálogo de Asos premamá es inmenso, el más amplio que he encontrado en vestidos de fiesta de premamá, incluso mucho más amplio que el catálogo de tiendas que son específicamente de ropa para embarazadas.

Catálogo Asos ropa de premamá

En Asos he encontrado más de 200 modelos de vestidos de fiesta premamá, un lujo, comparado con las tiendas físicas y otras tiendas on line.

Además te dan una tabla con las medidas específicas que debes tomar para saber cuál es tu talla adecuada, lo cual me ha sido útil porque más o menos he acertado con la talla de lo que he pedido.

Después de recorrer el catálogo de arriba a abajo varias veces sin llegar a decidirme, finalmente hice un cribado de los que mejor me podían venir y de ellos compré 3, que son de los que había mi talla en el momento de la compra. Son estos:

Vestido Asos premamá azul cobalto

Vestido de premamá de fiesta de color azul cobalto de Asos Maternity. Vale 64,99€, como puedes ver aquí.

Vestido premamá de asos con pedrería

Vestido premamá de fiesta con pedrería en el corpiño y falda amplia, de Asos Maternity. Vale 87,99€.

vestido-asos-premama-encaje

Vestido de premamá de fiesta bicolor, con encaje fino en la parte superior, de Little Mistress Maternity comprado en Asos. Vale 90,99€.

Mi experiencia personal de compra de vestidos premamá

Compré los vestidos el día 31 de julio y los recibí el día 11 de agosto. Es un poco larguita la espera, 12 días, pero sí que es cierto que no me han cobrado nada de gastos de envío y los vestidos vienen desde Reino Unido. Este es el paquete que recibí, todo correctamente embalado:

Paquete Asos vestidos de premamá

Además el mismo paquete te trae una hoja de devolución en la que puedes indicar qué producto devuelves y por qué motivo, incorporando un código de barras. Cuando me haya decidido por uno de los 3 devolveré los otros 2; no podía permitirme pedir solo uno y que no me sirviera, aunque ahora tenga que asumir los gastos de envío de la devolución, que si no estoy equivocada ascienden a unos 7,95 euros si te lo recogen en tu propia casa (4,80€ si lo llevas a un punto de entrega en tienda), por lo que me parecen bastante asequibles a cambio de la oportunidad de probarte varios vestidos distintos.

Mi elección de vestidos Asos premamá

Mi primera impresión al abrir los tres vestidos de premamá es que eran enormes. Claro, como vemos en la tabla de medidas son más anchos de la zona de la barriga que de la zona del pecho (normal), pero eso hace que ver la prenda desplegada en toda su extensión encima de una cama cause un poco de impacto (¿¡De verdad necesito tanta tela!?). Sin embargo, luego te das cuenta de que el patrón está bien, que eso es lo que hace falta, por mucha sensación inicial que tengas de que se han pasado de grandes.

Vestidos fiesta premamá anchos

Aquí os los pongo marcando más cinturita para que no impacte tanto, que se parece mejor a cómo quedan puestos:

Vestidos fiesta premamá boda

Otra impresión que me causaron estos vestidos de premamá es que sí se parecen a lo que ves en las fotos del catálogo, en ese sentido no me causaron decepción. Además están confeccionados de tal forma que se pueden adaptar a un eventual crecimiento grande de la barriga en las próximas 2 semanas, lo cual me tranquiliza bastante porque me preocupara tener un vestido que me quedara bien antes de la boda pero no me entrara el día de la boda. Eso habría sido trágico, ¿no? Eso sí, siempre habrá detalles que solo puedes apreciar en persona y que hacen que el vestido te guste más o te guste menos.

Por ejemplo, el vestido de la derecha, el crudo con pedrería, tiene demasiada pedrería para mi gusto. Esperaba algunas perlas y lentejuelas pero tiene un montón, tantas que pesa muchísimo y resulta incómodo, no me acaba de gustar algo tan recargado. Además, este en concreto me estaba enorme de la zona del corpiño y no me atrevo a que me arreglen un vestido tan historiado. De todas formas no me resultó difícil descartarlo, es el que peor me queda de los tres. En cuanto a los otros dos, tengo mis dudas… Cuando me los pruebe en condiciones, con zapatos y eso, ya os comentaré quién ha sido el candidato ganador y, si no me da demasiada vergüenza, os pondré una fotito para que opinéis si os gusta o no cómo me queda.

En conclusión, mi experiencia de compra ha sido buena, porque de estar desesperada sin saber qué me voy a poner ahora me encuentro en la tesitura de elegir entre dos vestidos de fiesta de premamá que me gustan y con los que podría sentirme cómoda. No habría elegido vestidos así de no estar embarazada, pero están bien y no desentonaré, podré ir elegante a pesar de mi barriga embaracil prominente, que es mucho más de lo que podía decir hace 3 días, cuando no sabía si podría ponerme algo decente. ¡Genial!, ¿no?

También te puede interesar:

Mi experiencia comprando ropa de embarazo y lactancia en Mi Ropa Premamá

25% de descuento en sillas de coche, sillas de paseo, cunas de madera y vigilabebés en Toys R Us

Unisex Outlet 468x60

5 comments

  1. Carmen says:

    Hola! Estoy embarazada y buscando sobre Asos he encontrado tu post, he pedido varios vestidos uno es para una boda y están por llegarme, yo he tenido dudas con la talla, he pedido la k me encajaba de pecho. Tú lo hiciste así?. Se k se pueden devolver sin problemas.. Pero como uno es para una voda estoy preocupadilla de que no me encaje. Gracias! Un saludo! Me quedo por aquí.

    • Mamuchi says:

      ¡Hola Carmen! Somos tocayas :D ¿Qué tal tu embarazo? Ir a una boda embarazada al principio parece una faena pero al final se encuentran cosas bonitas :D La verdad es que no recuerdo cómo hice lo de la talla, creo que sí que miré la que me encajaba de pecho y ellos ya tienen en cuenta la barriga. Ya me contarás qué tal lo llevas y cómo te queda el vestido. Un abrazo.

Deja un comentario